El influjo de la luna
Comentarios
La luna llena de julio
La luna llena de julio.

El influjo de los ciclos lunares en la tierra es evidente. El ejemplo más práctico es el de las mareas, que gracias a las fuerzas de atracción gravitatoria de la luna pueden modificar el nivel del mar.

También influye de forma notoria en las personas. Muchas veces hemos oído la expresión estar de mala luna, es decir, de mal humor. O referirse a alguien como un lunático, cuando dicha persona sufre de constantes y repentinos cambios de humor.

La vid, como cualquier ser vivo de la tierra, también recibe el influjo de la luna. Dependiendo su posición delante de cada una de las doce constelaciones realizaremos una labor o otra en la vid y en la bodega. Conociendo estas singularidades podemos mejorar nuestra labor y aplicar los tratamientos en el momento oportuno.

Luna creciente

A medida que nos acercamos a la luna llena aumenta el vigor de las plantas y su resistencia a las plagas. Además, los vinos provenientes de vendimias realizadas en esta fase son más intensos y longevos.

Para reconocer fácilmente esta fase podemos utilizar este pequeño truco. Se dice que la luna es mentirosa ya que cuando crece coge la forma de la D (decreciente), y cuando decrece o es menguante coge la forma de la C (creciente).

Luna menguante

Cuando la luna decrece, también decrece la vitalidad de las plantas. No obstante, los olores y sabores son más potentes. Esta fase es la mejor para embotellar el vino y para aplicar los tratamientos para combatir las plagas.

Luna ascendente

A veces se confunde la luna ascendente con la luna creciente. Para resumirlo brevemente, en el primer caso hablamos de la altitud en la que se encuentra la luna en el cielo, mientras que, en el segundo, del tamaño de la luna en el cielo.

La Luna es ascendente durante el período en que, cada día, su órbita aparente es más elevada que el día anterior. Es necesario observarla dos días seguidos para saber si sube o baja; el primer día se mira la Luna y se toma una referencia de su altura en el cielo, sin ayudarnos de las estrellas como referencia. Al día siguiente, la luna vuelve a pasar por la misma vertical en un intervalo de tiempo que puede variar desde unos minutos hasta una hora más tarde aproximadamente. Si está más arriba significa que es ascendente.

Durante esta fase, la actividad de la planta se concentra en la parte aérea. Es un buen momento para realizar los injertos y vendimiar. En cambio, no se recomienda podar en este período.

Luna descendente

Durante esta fase, la actividad de la planta se concentra en las raíces. Es el momento óptimo para podar las plantas, labrar o aplicar el compost en la tierra.

Dejar un comentario
Tienes que ser un usuario registrado para poder comentar
Relacionados