El envejecimiento de los vinos en la Rioja
Comentarios
Barricas de roble americano en nuestra bodega de Haro
Barricas de roble americano en nuestra bodega de Haro.

Los vinos riojanos se pueden clasificar según su envejecimiento en cuatro categorías: genérico (o joven), crianza, reserva y gran reserva. Hemos de tener en cuenta que, en ningún caso, más envejecimiento significa mayor calidad sino distintas características en el sabor del vino; más frescos y simples en las primeras categorías y más elegantes y complejos en las últimas.


Genérico o joven

En esta categoría encontramos los vinos de primer y segundo año que conservan intactas las características primarias del vino: la fruta y el frescor. Además, la D. O. Ca. garantiza el origen y la añada del vino. También podemos encontrar vinos que no encajan en las distintas categorías de envejecimiento de la denominación (crianza, reserva y gran reserva), al haber sido sometidos a procesos de envejecimiento no certificados por el consejo regulador como, por ejemplo, la crianza en ánfora.

Este tipo de vino marida perfectamente con carnes blancas a la plancha.


Crianza

Vinos con un proceso de envejecimiento de dos años, con un mínimo de 12 meses en barrica de roble. En los vinos blancos este tiempo en barrica es significativamente inferior, alcanzando los 6 meses.

El vino crianza marida a la perfección con carnes rojas a la brasa o a la plancha, con asados de caza y quesos curados.


Reserva

En la categoría reserva encontramos vinos con un proceso de crianza de 3 años, con un mínimo de 12 meses en barrica de roble y complementado con un envejecimiento mínimo de 6 meses en botella. En los vinos blancos el período de crianza es de 2 años, de los cuales 6 meses como mínimo en barrica.

Los vinos reserva maridan exquisitamente con los guisos de caza menor y con carnes gelatinosas, como el rabo de toro o los callos.


Gran Reserva

Esta última categoría está reservada únicamente para las mejores cosechas. Son vinos con una crianza total de 5 años, con un mínimo de 24 meses en barrica de roble y 24 más en botella. En los vinos blancos el tiempo de crianza es de cuatro años, de los cuales 6 meses como mínimo han de ser en barrica.

Recomendamos maridar los vinos gran reserva con asados de caza mayor, como por ejemplo el jabalí, el gamo o el ciervo, para disfrutarlo en su máximo esplendor.


Dejar un comentario
Tienes que ser un usuario registrado para poder comentar
Relacionados